Biocor, control biológico de plagas
Soluciones naturales para la agricultura
   Inicio      Ensayo Control Biológico 3

 

Finalización y conclusiones de los ensayos.


Terminado el  ensayo, frutos cosechados y preparando ya la próxima campaña, vamos a comentar los resultados y conclusiones derivadas de este pequeño ensayo, esperando poder continuar otras campañas, requisito fundamental para obtener resultados fiables.

Inicialmente podemos observar que en cada vuelo detectado de Carpocapsa, el número de capturas ha disminuido sensiblemente, pareciendo indicar que a cada generación ha bajado en vez de aumentado el número de individuos en el cultivo. Esto no ha sido observado en el control de la Polilla del racimo.

 
 
 
 

Teniendo en cuenta los resultados finales por los daños presentes en los frutos, no podemos llegar a grandes conclusiones. Con respecto a la viña, debido a la dificultad de localizar las puestas, queríamos tomar como referencia los daños indirectos que se producen, ya que las heridas que producen las orugas de la polilla del racimo son vía de entrada de hongos y bacterias. La climatología de esta campaña, la limitación de productos debido a que es un cultivo ecológico, y algún factor más, ha desembocado en un gran daño por hongos en el cultivo del ensayo de manera que no se ha podido discriminar entre los daños indirectos de la plaga y los directos de los hongos.

 
 
 

Seguimos pensando que la suelta del parasitoide puede ayudar a ejercer un control adecuado de las plagas estudiadas, descendiendo o eliminando la aplicación de fitosanitarios, aunque aún debemos seguir estudiando la eficacia y estrategias más adecuadas.

 
 
 
 
 

Contacta con nosotros: biocor.info@gmail.com

 
 
 
 
 

Podría parecer que es mucho más eficaz controlando una plaga que la otra, aunque nos inclinamos a pensar más que es debido a la presión de cultivo. Mientras los membrillos no tienen grandes extensiones de frutal de pepita o nogal por su zona, el viñedo está en una zona con una alta densidad del mismo tipo de cultivo, implicando una presión de plaga mucho mayor, de manera que los vuelos se solapaban más y no se percibe un descenso de la población total.

 

 
 

En el caso de los membrillos, el control del daño había sido muy bueno hasta el último vuelo, donde un retraso en la detección y en consecuencia de la suelta, así como las temperaturas que han favorecido un desarrollo extraordinariamente rápido de las puestas, ha terminado con un nivel de daño para nada deseable, enturbiando tanto el ensayo, como el tiempo y esfuerzo dedicado al mismo.


 
 
 

Como siempre, agradecer a Agrobio su apoyo aportando los organismos de control biológico necesarios y a Bodegas Robles y a la familia Adame por permitirnos realizar los ensayos en sus cultivos.

Un saludo y gracias por leernos.